Raspones

Los raspones suceden con tanta frecuencia que no les prestamos atención. No obstante, si uno los atiende bien en casa, quedarán menos cicatrices y se evitarán las infecciones.

Recientemente tuve un  accidente con mi skate.Me lastime la munieka y par de raspaduras,pero una de importacia,y la verdad no queria ir al medico,porque aqui en Estados Unidos,el sistema de salud apesta.La ultima vez que fui al medico por una lastimadura fue cuando me queme la pierna con un canio de escape de una moto y no hice mas que gastar plata y plata y escuchar que me digan que la infeccion me iba a llegar al hueso y luego no se sabria que podia pasar.Deje de ir al medico y me cure la herida yo.

Se que no fue la mejor idea,pero ya no podia costear los gastos.Y no tuve ninguna complicacion.Pero esto no es una quemadura es un raspon muy feo.Lucen disitnto y el dolo tambien es  diverso a la vez.

Por ende decidi tratarme la lastimadura por mi cuenta.Por eso recomiendo tener siempre en casa un botiquin que nos ayude a salir de apuros.

Consecuentemente unos datos utiles :

 

Los elementos esenciales en un botiquín


 Líquidos: antisépticos, hemostáticos, queratoplásticos. 
 Material de curación. 
 Instrumental y elementos de curación y otros adicionales. 

Antisépticos

Son sustancias cuyo objetivo es la prevención de la infección evitando el crecimiento de los gérmenes que comúnmente están presentes en toda lesión.

Yodo Povidona

El yodo povidona es un germicida de acción rápida, se utiliza como solución para realizar la limpieza y desinfección de lesiones.

Alcohol

Se usa para desinfectar termómetros cilíndricos, pinzas, tijeras u otro instrumental. También se utiliza para la limpieza de la piel antes de una inyección. NO es aconsejable utilizarlo en una herida porque irrita los tejidos.

Agua Oxigenada

Se utiliza para limpiar heridas. Su acción hemostática hace detener el sangrado en cortes, lastimaduras o hemorragias nasales.

Solución de Nitrofurazona

Embeber una gasa en esta solución para aplicar en quemaduras de todo tipo. Obra como analgésico, antiséptico y reconstituyente de la piel por su acción queratoplástica.

Material de Curación

El material de curación es indispensable en botiquínes de primeros auxilios y se utiliza para:

 Controlar hemorragias, limpiar, cubrir heridas o quemaduras.
 Prevenir la contaminación e infección.

Gasas

Se sugieren aquellas que vienen en paquetes o tarros que contienen una o más trozos estériles individuales. Material suficiente para tratar una lesión solamente. Se utiliza para limpiar y cubrir heridas o detener hemorragias.

Hay gasas antiadherentes para heridas con sangre o las nitrofuracinadas para quemaduras.

Compresas

Porción de gasa orillada estéril, lo suficientemente grande (30 a 40 cm) para que se pueda extender más allá del borde de la herida o quemadura. También es útil para atender una hemorragia. Existen las compresas estériles engrasadas en vaselina para evitar la infección de heridas y el sangrado. También compresas frío instantáneo para desinflamación por frío en caso de golpes, traumatismos, etc. Las compresas de calor se usan para congelamiento o estado de shock.

Vendas

Es indispensable que haya vendas en rollo. Se recomienda incluir vendas elásticas y de gasas de diferentes tamaños.

Vendas adhesivas

Tales como banditas, curitas, son útiles para cubrir heridas pequeñas.

Hisopos dobles

Se utilizan para extraer cuerpos extraños en ojos, limpiar heridas donde no se puede hacer con gasa y aplicar antisépticos en cavidades.

Bajalenguas

En primeros auxilios se utilizan para inmovilizar fracturas o luxaciones de los dedos de las manos.

Telas adhesivas

Se utilizan para fijar gasas, apósitos y vendas.

Algodón

Se utiliza para forrar tablillas o inmovilizadores, improvisar apósitos y desinfectar el instrumental. Nunca se debe limpiar ni colocar sobre una herida abierta.

Otros elementos que pueden ser útiles:

 Pinzas metálicas
 Tijeras punta redonda 
 Termómetro clínico
 Manual de instrucciones 
 Copa lavaojos
 Compresa fría Instantánea
 Apósitos quirúrgicos estériles 
 Bicarbonato de sodio
 Guantes látex
 

MATERIAL DE CURACIÓN

En ningún botiquín de primeros auxilios debe faltar el material de curación, el cual es indispensable para limpiar, desinfectar y cubrir heridas, cortaduras, quemaduras y picaduras de insectos, lesiones que reúnen las siguientes características:
Heridas leves. Daños en las capas superiores de la piel que no originan abundante sangrado o hemorragias, no afectan órganos vitales y no son grandes; aparecen en forma de raspones y cortaduras pequeñas. Son ocasionadas por pequeños accidentes dentro y fuera de la casa, los cuales son propiciados por distracción, prisas y cansancio; requieren atención menor, aunque deben observarse normas de higiene básicas para evitar infecciones, las cuales incluyen lavado de la zona con agua y jabón, así como la aplicación de algún antiséptico.

Heridas mayores. Se les denomina de esta manera cuando las lesiones afectan a capas profundas de la piel o si se complica con hemorragia abundante. En algunos casos se retienen fragmentos de cuerpos extraños que originaron la lesión, como vidrios, piedras o residuos de madera. Se curan con relativa facilidad si son atendidas adecuadamente a través de técnicas de primeros auxilios o por un especialista, y si se lleva a cabo apropiado control de su desarrollo evitando una infección.

Quemaduras. Lesiones sobre una superficie más o menos extensa del cuerpo ocasionadas por la acción de una fuente de calor, por ejemplo, objetos muy calientes, fuego, agua hirviendo o sobreexposición a los rayos solares. Se clasifican en distintos grados, según la lesión que sufran los tejidos: las de primer grado sólo afectan la superficie o epidermis y se caracterizan por enrojecimiento de la piel y dolor. En las de segundo, se forman ampollas, y las más graves son las de tercer grado, pues la piel se deshace y deja expuesta la carne viva.

Picaduras de insectos. Se manifiestan con brotes de ronchas rojas en la piel que se producen cuando los insectos inyectan pequeñas cantidades de sustancias venenosas, las cuales dan lugar a dos tipos de reacciones: local, que produce dolor e inflamación en la zona de la picadura y la de tipo alérgico, que causa urticaria, hinchazón y dificultad para respirar. A causa del rascado pueden desarrollarse heridas.

Para atender las lesiones antes descritas se requieren diversos productos, los cuales conforman el material de curación, generalmente incluyen:
Agua oxigenada. Solución útil para lavar las lesiones.

Alcohol. Se usa para desinfectar instrumental y limpiar la piel, pero no es aconsejable emplearlo directamente en una herida porque irrita los tejidos.

Algodón. Auxiliar en la limpieza de la piel y en la aplicación de antisépticos.

Antisépticos. Sustancias que previenen infecciones al impedir el crecimiento de los gérmenes que comúnmente están presentes en toda lesión.

Apósitos. Almohadillas elaboradas con gasa que sirven para cubrir las heridas desinfectadas.

Compresa. Porción de gasa estéril lo suficientemente grande (30 a 40 centímetros) para que pueda extenderse más allá del borde de la herida o quemadura; asimismo, es útil para detener hemorragias.

Crema para quemaduras. Sólo está indicada para las quemaduras que afectan la superficie de la piel, también denominadas de primer grado.

Crema para picaduras. Controla los síntomas, por ejemplo, comezón, ardor e irritación.

Gasas estériles. Se usan para limpiar y cubrir heridas.

Hisopos. Son útiles para extraer cuerpos extraños, limpiar heridas y aplicar antisépticos en cavidades.

Suero fisiológico o solución salina normal. Sirve para limpiar o lavar heridas y quemaduras.

Vendas. Hay de distintos tamaños y llegan a ser necesarias para mantener apósitos y compresas sobre las heridas y quemaduras.

Vendas adhesivas. Se emplean para cubrir lesiones pequeñas.

Telas adhesivas. Permiten fijar en la piel gasas, apósitos, compresas y vendas.

¿Qué hacer en cada caso?
Es importante saber que en cada tipo de lesión se requerirá un manejo diferente, en el caso de heridas leves es fundamental:

  • Lavar muy bien con agua y jabón la zona lesionada.
  • Si hay tierra en la herida, se debe procurar retirarla en su totalidad, para lo cual se pueden usar algodón o gasa limpios y pinzas estériles (se esterilizan al hervirlas con agua durante 5 a 10 minutos, o bien sumergiéndolas en alcohol o algún otro antiséptico).
  • Para limpiar la herida y piel que la rodea se recomienda el uso de antisépticos, lo que puede apoyarse con un trozo de algodón o hisopo.
  • Si se trata de una herida por instrumento punzocortante (tijeras o cuchillo) que sangra, presione ligeramente a los lados de la lesión durante 10 minutos. Asimismo, pueden aplicarse ungüentos que ayudan a desinfectar y desinflamar estas lesiones.
  • Cubrir la herida con una gasa que permita ventilación y sujetarla con tela adhesiva.
  • Revisar periódicamente la herida y vigilar que no se presente infección.
  • Si la herida es muy pequeña, con una vendita adhesiva será suficiente.
  • Si el dolor y las molestias son intensas puede recurrirse a algún analgésico de venta libre.

Si se trata de una herida mayor será conveniente:

  • Lavar la zona con agua y jabón, si es posible, utilizando para ello una jeringa sin aguja.
  • Frenar la hemorragia haciendo ligera presión a los lados de la herida, a intervalos de 10 minutos, pues esta acción detiene momentáneamente la circulación de la sangre y favorece la coagulación.
  • No trate de retirar los fragmentos de vidrio, piedra o madera.
  • Para saber si una cortada necesita ser cosida, se debe observar si los bordes de la herida se juntan por sí mismos; si es así, no requerirá sutura, en caso contrario, puede usar tela adhesiva para juntar los bordes de la lesión en lo que el afectado es trasladado al hospital más cercano.
  • Deben dejarse abiertas las heridas que son producto de la mordida de otra persona o de un animal -perro, gato, o cerdo-, porque de modo contrario existe gran riesgo de infección.
  • Para controlar el dolor se puede recurrir a un analgésico de venta libre.

En el caso de quemaduras se recomienda hacer lo siguiente:

  • Colocar el área afectada bajo un chorro de agua fría, o bien sumergirla en este líquido durante 10 minutos; esto aliviara el dolor.
  • Se puede aplicar una pomada indicada para controlar las molestias ocasionadas por la quemadura.
  • En caso de quemadura menor en la boca, es necesario que la víctima tome agua fría, se enjuague y escupa.
  • Para calmar el dolor, se puede recurrir a un analgésico de venta libre.
  • Las quemaduras de segundo grado se distinguen por formación de ampollas, las cuales no deben reventarse, pero si ya se hizo, se deben lavar con mucho cuidado, con agua hervida y jabón.
  • Esterilice un poco de vaselina calentándola hasta que hierva. Luego, úntela en una gasa limpia y cubra la zona afectada. Si no tiene vaselina, deje la quemadura destapada.
  • Si hay señales de infección, como pus, mal olor o fiebre, deben colocarse lienzos de agua tibia con sal (una cucharadita de sal por cada litro de agua) tres veces al día y acudir al médico.
  • En caso de una quemadura de tercer grado, se debe envolver la zona afectada con un trapo muy limpio y buscar ayuda profesional de inmediato.
  • Si hay quemadura por sobreexposición a los rayos ultravioleta del Sol (ondas electromagnéticas que atraviesan la capa de ozono que protege al planeta), puede aplicar compresas de agua fría para reducir las molestias.

Para disminuir los síntomas ocasionadas por picaduras de insectos pueden ponerse en práctica los siguientes consejos:

  • Aplicar compresas frías en la zona dañada.
  • Si hay un aguijón visible debe quitarse con ayuda de pinzas.
  • No debe exprimirse ni friccionarse la picadura porque el veneno puede extenderse.
  • Existen algunos productos de venta libre que combaten la comezón y la inflamación, y otros que alivian el ardor y comezón.
  • Cuando se ha formado una herida a causa del rascado hay que lavar la zona con agua y jabón y, posteriormente, usar algún antiséptico para prevenir una infección.

Hay que tener en mente que el material de curación es fundamental en nuestro botiquín de primeros auxilios, pues nunca sabemos en qué momento podrá ser de gran utilidad mientras se recibe atención médica apropiada.

Consulte a su médico.

 

Raspones

Los raspones generalmente están causados por caídas sobre las manos, las rodillas o los codos. Esto expone terminaciones nerviosas, todas las cuales llevan los impulsos de dolor al cerebro. Dado que los raspones pueden afectar muchas terminaciones nerviosas, por lo general son mucho más dolorosos que las cortaduras. Aunque la mayor parte de las abrasiones y de los raspones puede tratarse en el hogar, usted debe llamar a su doctor si se infectan.

Primeros auxilios

  • Tiene importancia limpiar con sumo cuidado los raspones a fin de evitar la infección. Lávese las manos antes de lavar heridas, y después elimine con sumo cuidado toda la suciedad y los restos. Use jabón y agua tibia para lavar durante al menos cinco minutos el raspón. El jabón líquido proporciona mejor penetración para limpieza. Use Vaselina para eliminar el alquitrán de las heridas, y gasa húmeda para quitar gravilla o suciedad de la abrasión. Evite los antisépticos como el alcohol, Merthiolate, yodo, mercurocromo, o peróxido de hidrógeno. No hacen bien y causan picazón.
  • A continuación, aplique presión directa sobre el raspón, usando gasa no adherente o una tela limpia para sostenerla sobre el raspón y detener el flujo de sangre. Si la gasa o la tela se empapa con sangre, no la quite. En cambio, coloque otra capa limpia de tela o gasa directamente sobre la parte superior, y vuelva a aplicar presión. Dado que la sangre requiere tiempo para coagularse, usted tal vez tenga que aplicar presión durante 5 a 10 minutos. Elevar el raspón por arriba del nivel del corazón también ayudará a reducir el flujo de sangre. Si usted no puede controlar la hemorragia, acuda a ver a su doctor.
  • En el cuero cabelludo o una yema de un dedo, usted puede aplicar una compresa helada envuelta en una toalla para oprimir los vasos sanguíneos y detener la hemorragia. Aplique la compresa helada durante no más de 15 minutos, o hasta que empiece a sentirse entumecimiento en la herida. Luego de un reposo de 10 minutos, puede volver a aplicar la compresa helada. Este procedimiento puede repetirse varias veces.
  • En el transcurso de 24 horas, quite la venda y lave el área con jabón suave y agua corriente. La herida debe lavarse a diario con agua corriente de grifo y jabón. Use ungüento con antibiótico para mantener la piel flexible y evitar la formación de una costra, que puede retardar la curación. Cambie las vendas dos a tres veces al día. Esté pendiente de los signos de infección.

Hemorragia incontrolable

 

Guía para la toma de decisiones ante cortaduras y rasponazos
Síntomas/Signos Acción
Hemorragia que se detiene en el transcurso de 10 minutos con presión directa   Use first aid 

  Use primeros auxilios

Cortadura o raspón superficial que es menor y no está en la cara   Use primeros auxilios
Hemorragia que no puede controlarse después de aplicar presión durante 20 minutos See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica
Cortadura causada por un objeto obviamente sucio, como la punta de un clavo o el extremo de una pala, herrumbroso; objeto extraño embebido en la herida, o restos en la herida See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica
Se requiere refuerzo contra el tétanos See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica
Cortadura profunda o irregular; de más de 1.3 centímetros (media pulgada) de longitud; los bordes de la herida están separados y no pueden mantenerse unidos con facilidad con un apósito See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica
Raspón grande, raspón que causa dolor intenso, raspón en la cara, o herida por punción en la mano See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica
Signos de infección: aumento del enrojecimiento o de la tumefacción alrededor de la herida See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica
Entumecimiento o debilidad See Provider; Illustration of stethescope Vea al proveedor de atención médica
Busque ayuda ahora; ilustración de un signo de hospital Busque ayuda ahora
Incapacidad para mover normalmente los dedos de las manos o de los pies Busque ayuda ahora; ilustración de un signo de hospital Busque ayuda ahora
Signos de shock Llame al 911; ilustración de ambulancia Urgencia: Llame al 911
Herida por punción o cortadura en la cabeza, el tórax, el abdomen, o sobre una articulación Llame al 911; ilustración de ambulancia Urgencia: Llame al 911 

 

http://www.edicolor.com/nota.asp?id=1123&canal=1

A mejorarse se ha dicho,,,paciencia…!

About these ads

~ por masqueinstantes en noviembre 4, 2008.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: