que mis dedos digan todo lo que no puedo decir

que el insulto del reloj

acabe de planear mi fin.

Las eternidades de mis noches

que no tienen

ni principio 

ni fin.

Aunque se caigan mis ojos

es dificil dormir.

Un solo vaso

dos labios

veinte dedos.

La soledad me acompania

que triste este gris…

 

Anuncios

~ por masqueinstantes en julio 2, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: